Carl Hooker
Una madre habla con su hijo mientras usa una tableta digital.

Muchos padres sienten que están a oscuras cuando se trata de tecnología y, a veces, optan por hacer la vista gorda ante las interacciones de nuestros hijos en línea. Pero al igual que con conducir un automóvil o llevar una dieta saludable, debemos estar allí para entrenar y guiar a nuestros hijos a través de este mundo.

Aquí hay seis consejos para fomentar esos buenos hábitos con sus hijos:

1 Dales espacio para crecer.

Antes de darle una bicicleta a nuestro hijo, le colocamos ruedas de apoyo hasta que aprenda a mantener el equilibrio para que no se caiga. Puede tener un tacto similar con la tecnología, pero es importante no mantener las ruedas de entrenamiento puestas demasiado tiempo. Si lo hace, una vez que están fuera de su cuidado, las ruedas de apoyo se desprenden y se caen sin su apoyo. Otra analogía que compartió un estudiante es "las redes sociales son como el agua, puedes enseñarnos a nadar o nos ahogaremos". Si su hijo adolescente está interesado en las redes sociales, no lo deje enloquecer con varias cuentas, sino que tampoco lo cierre por completo, ya que nunca aprenderá a nadar.

2 Active una regla de 24-hora.

Una vez que su hijo tenga un dispositivo y una cuenta en las redes sociales, es posible que se comporte un poco. Antes de hacerlo, considere hacer una regla de 24-hora. La Administración Federal de Aviación utiliza esta estrategia con los controladores de tránsito aéreo. Funciona así: si los controladores de tráfico aéreo cometen un error que no resulta en una muerte, tienen 24 horas para informar el error sin riesgo de castigo. Instituir una regla similar permitirá a sus hijos informar sus errores y aprender de ellos. La alternativa sería NO informar algo que hicieron mal por temor a ser castigados, lo que no les da la oportunidad de discutir y aprender de sus errores.

3. Reglas del hogar de colaboración colectiva.

Crear algunas reglas del hogar con la participación de sus hijos es importante para que los niños asuman la responsabilidad. También es una buena manera para desarrollar buenos ciudadanos digitales y estudiantes empoderados, dos sellos distintivos de la ESTÁNDARES ISTE PARA ESTUDIANTES. Es posible que deba introducir algunas reglas de sentido común de manera encubierta, pero si sus hijos tienen participación en las reglas, y tienen voz en los castigos, es más probable que las sigan.

4 Deje que los niños sean los maestros.

Cuando mi sobrina abrió su cuenta de SnapChat en 2015, no estaba segura de qué era o cómo funcionaba. Le pedí que me mostrara las características y explicara la ideología detrás de eso. Esta fue una oportunidad para que ella compartiera su experiencia en las redes sociales conmigo mientras yo compartía mi sabiduría y mi experiencia de vida con ella. Nunca pierda la oportunidad de dejar que los niños le enseñen algo. Les permite abrir sus receptores a tus palabras de sabiduría.

5 ¡Escuche a sus hijos y no comparta!

Puede que te sorprenda la respuesta que generalmente recibo de los niños cuando les pregunto: "Si quisieras que les dijera algo a tus padres sobre las redes sociales, ¿cuál sería?" La respuesta es generalmente la misma: "¡Comparten demasiado!" Los padres pueden ser tan culpables de compartir en línea como los niños. Hable con sus hijos sobre cuándo, qué y por qué debería compartir imágenes, publicaciones y enlaces en sus cuentas de redes sociales. Puede que te sorprenda lo que tienen que decir.

6 Apoya una vida equilibrada.

Existe mucha investigación sobre los beneficios de equilibrar nuestras vidas conectadas con nuestras vidas desconectadas. Hay tremendos beneficios para la salud física y mental asociados con el movimiento, el aire libre y sentarse y reflexionar sobre un día pasado. Cuando mi hijo menor tenía 6 meses, recuerdo vívidamente darle un biberón y revisar Twitter en mi teléfono al mismo tiempo. Estaba conectado, pero también me estaba perdiendo una de las cosas más importantes de mi vida. Si bien es importante hablar con los niños sobre el uso significativo de la tecnología, también debemos ayudarlos a entrenar su cerebro para que se quede quieto y disfrute de la vida en el "ahora". 

Pasar tiempo discutiendo estos temas no solo involucrará a su hijo en una conversación, sino que también lo hará consciente de su interés en su bienestar en línea. Estos puntos de discusión pueden o no ayudar a su hijo a lidiar con un mundo loco por la tecnología y las redes sociales. Pero puedo decirte una cosa con seguridad, nunca lo sabrás hasta que lo intentes.

No se pierda las animadas sesiones de Carl en ISTELive 21, del 26 al 30 de junio. Él estará presentando en SEL y equidad, permanecer ininterrumpido y evaluar a los estudiantes en cualquier entorno. ¡Regístrese hoy!

ISTELive 21


Carl Hooker es un consultor educativo y orador de Austin, Texas. Él es un ex maestro y administrador y ha escrito seis libros sobre aprendizaje móvil. También fue nombrado miembro de la facultad nacional de Future Ready Schools. Presenta dos podcasts y ha lanzado un curso en línea llamado The Remote Learning Coach para escuelas y distritos que buscan ayuda con el aprendizaje remoto e híbrido.

Esta es una versión actualizada de una publicación que se publicó originalmente en mayo 3, 2017.